GLAUCOMA

El glaucoma se desarrolla cuando el nervio óptico se daña. A medida que este nervio se deteriora progresivamente, aparecen puntos ciegos en la visión. Por motivos diversos, este daño al nervio normalmente se relaciona con un aumento de presión en el ojo.

Síntomas

  • Dolor severo de ojos y cabeza.
  • Pérdida gradual de visión en ambos ojos.
  • Enrojecimiento de los ojos y visión borrosa.
  • Náuseas y vómitos debido al dolor.

Factores de riesgo

  • Personas mayores de 40 años.
  • Padecer presión ocular elevada.
  • Antecedentes familiares con glaucoma.
  • Padecer miopía.

¿Puede el glaucoma causar ceguera?

Sí, algunos glaucomas acaban en ceguera. De hecho, esta enfermedad es la segunda causa de ceguera en nuestro entorno. Sin embargo, con los tratamientos disponibles, en la mayoría de los casos es posible controlar la enfermedad.

¿El glaucoma tiene cura?

El glaucoma no tiene cura, pero el tratamiento temprano puede detener el daño y proteger su visión, alargando la calidad de vida visual del paciente.

Según datos del Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señalan que en México existen 2 millones 691 mil personas con una deficiencia visual debido a problemas oculares como: errores de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia), catarata senil, degeneración macular, glaucoma, retinopatía diabética y opacidad en la córnea. (2022)

CUIDA TUS OJOS HOY PARA DISFRUTAR
DE LA VIDA MAÑANA